¿Qué muestra es mejor para detectar Distemper por RT-PCR?

El virus de distemper canino es el agente etiológico de una enfermedad grave en perros y otros carnívoros. Su diagnóstico clínico muchas veces se torna difícil debido a la diversidad de signos que pueden confundirse con otras enfermedades respiratorias y entéricas de los caninos. Es por esto, que se requiere una confirmación por técnicas como test de antígenos o RT-PCR (reacción en cadena de la polimerasa con transcriptasa reserva).

El RT-PCR es actualmente el mejor método disponible para diagnosticar la enfermedad ante mortem con alta especificidad y sensibilidad, donde se detecta el gen N, una de las regiones más conservadas del genoma del virus, sin embargo, a pesar de ser una buena técnica, su sensibilidad puede variar según la fuente de la muestra, el método de extracción del ácido nucleico viral y la elección de los partidores.

¿Por qué es importante la muestra?

Si bien podemos observar que generalmente la muestra recomendada es sangre, la viremia dura aproximadamente 1 semana, tiempo en el que los títulos virales llegan a sus máximos niveles. Luego de este tiempo, el virus infecta diferentes órganos y existe una caída del número de antígenos circulantes, de manera que si se toma una muestra de sangre en este punto, aumenta la posibilidad que se obtengan falsos negativos por la presencia de bajas concentraciones de ARN viral. Por otra parte, la excreción rectal del virus y secreciones nasales presentaron altos títulos virales antes de la semana de infección manteniéndose en el tiempo. Incluso se ha observado el uso de muestras no invasivas como la orina para la detección de distemper en pacientes con encefalitis y se ha obtenido una sensibilidad muy similar a la encontrada con las muestras de líquido cefaloraquídeo y baja sensibilidad para las muestras de suero.

 

Adicionalmente, se ha evaluado mediante RT-PCR en tiempo real la detección del virus en secreciones rectales, nasales y sangre, donde todos los perros que habían sido infectados resultaron positivo. Además, se detectó excreción viral rectal en perros de 4 a 20 días post infección, excreción nasal de 2 a 20 días post infección y cargas virales detectables en sangre hasta los 12 días post infección donde existe una reducción drástica a diferencia de las muestras rectales o nasales.

Por ello, recomendamos que observes a tu paciente para evaluar cual es la mejor muestra a enviar y claro que puedes complementar diferentes muestras para mejorar la sensibilidad de la técnica